Para qué se purgan los radiadores - Atecal
SOPORTE TÉCNICO 24H/365 DÍAS

Blog

Para qué se purgan los radiadores

Normalmente, los radiadores funcionan correctamente sin necesidad de ningún mantenimiento. Pero purgarlos de forma regular es lo mejor para garantizar su correcto funcionamiento y darle mayor vida a estos sistemas de climatización. ¿Para qué se purgan los radiadores? ¿Cómo hacerlo ¿Cada cuánto tiempo es conveniente hacerlo? Te ofrecemos todos los detalles en este post.

 

para qué se purgan los radiadoresPor qué hay que purgar los radiadores

Si no nos preocupamos de purgar los radiadores, lo más normal es que a la larga no se enciendan. Esto sería un problema cuando necesitemos usar la calefacción en los meses de invierno. Si bien es cierto, que la purga la podemos hacer nosotros mismos, también se puede contactar con un profesional.

La tarea consiste en suprimir las burbujas de agua que se producen en las cañerías para optimizar el rendimiento e incrementar la vida útil de estos aparatos. A esto se añade el ahorro de energía, porque la purga se relaciona con el sistema de eficiencia energética.

Cuándo hay que purgar un radiador

Se recomienda purgar los radiadores de la calefacción como mínimo una vez al año. No merece la pena realizar esta acción con más frecuencia si no fuera necesario. Lo más habitual es hacerlo al principio del otoño cuando las temperaturas comienzan a descender. Aunque, hay personas que también lo hacen al final del verano.

Por otro lado, también es necesario realizar la purga si se escucha algún ruido raro que pueda provenir de las cañerías. Sin ahondar en el motivo de la purga, debemos saber que esta tarea es rápida para garantizar su buen funcionamiento en pocos minutos.

Cómo purgar los radiadores de tu calefacción

¿Cómo se purga un radiador? Esta operación consiste en extraer el aire de las tuberías. Esta acumulación, que es algo habitual sobre todo durante los meses de invierno, impedirá que el calor se reparta de forma uniforme. Esto dará lugar a que disminuya progresivamente la capacidad del radiador y evitará que funcione al 100 %.

Para poder efectuar la purga de forma adecuada tenemos que contar con las herramientas necesarias. A continuación te indicamos qué material emplear y los pasos a seguir.

  • Un destornillador plano.
  • Un recipiente para recoger el agua.
  • Un paño para proteger la superficie.
  1. En primer lugar, debes saber que los radiadores se purgan con la caldera en marcha, pero con el radiador frío.
  2. Posteriormente, hay que buscar la válvula de purga, que suele estar en el lateral o parte superior.
  3. Seguidamente, se usará el destornillador para desenroscar el tornillo y dejar salir el aire poco a poco. Si el agua estuviera sucia hay que dejar que salga hasta que su color sea transparente.
  4. Luego se cerrará la válvula usando el destornillador de nuevo y en sentido contrario.
  5. Este proceso debe repetirse con cada radiador de la casa y al terminar hay que comprobar la presión de la caldera. Esta debe estar entre 1 y 1,5 bares para un correcto funcionamiento.

En definitiva, seguro que con estas indicaciones ya sabes cómo purgar los radiadores de forma correcta. En el caso de que el radiador necesite de una purga automática o tiene algun problema en los radiadores, lo más recomendable es avisar a un profesional.

Compartir:

Suscríbase a nuestro newsletter


Autorizo la comunicación de mis datos a las empresas del Grupo para la remisión de información acerca de las actividades, servicios y soluciones empresariales. Estoy de acuerdo con la política de privacidad

Please don't insert text in the box below!

Su suscripción se ha realizado correctamente.